Los periodistas visitaron la Finca La Traviesa, un viñedo centenario de piedra que madura las uvas de las que se extrae ‘Alma’ y donde celebraron un almuerzo campero

Un grupo de periodistas gastronómicos adscritos a diferentes medios de comunicación escritos y audiovisuales de la Región de Murcia y de la Provincia de Alicante han bajado hasta las entrañas de las bodegas Luzón, en Jumilla, donde tuvieron la oportunidad de conocer todos los procesos de elaboración de nuestra magnífica colección de vinos, además de los laureados ‘Portú’ y ‘Alma’, desde la maduración de las uvas en el viñedo centenario de La Traviesa hasta la evolución en barrica en el corazón de nuestra bodega.

Pachi Larrosa (diario La Verdad y miembro de la Academia de Gastronomía de la Región de Murcia), Francisco Hernández (diario La Opinión de Murcia), Antonio Fernández Salinas (Pomarus), Nacho Coterón (director del portal El Sumiller.com y del programa homónimo en Información TV, en Alicante) y Tony Pérez Marcos (diario Información, de Alicante) son los cinco críticos que compartieron con Bodegas Luzón una fantástica jornada de trabajo en torno a la tierra, la viña y sus frutos, las barricas y una tradición centenaria marca de la casa en la elaboración de nuestros vinos.

Nuestros compañeros Cristóbal y Diego fueron los encargados de preparar un fantástico almuerzo campero, a pie de un viñedo centenario, de piedra y de secano en la Finca La Traviesa, en compañía de nuestro enólogo de cabecera, Vicente Micó, del director general, Francisco Martínez y nuestro responsable comercial, Juan Antonio López fue el aperitivo perfecto para adentrarnos en el espíritu de Bodegas Luzón, puesto que es allí donde nuestros visitantes pudieron degustar los primeros pasos que ha dado la nueva añada de ‘Alma’, vendimiada este mismo verano, que aún no está en el mercado, pero que ha logrado sorprender a todos por su color, su fuerza, personalidad y sabor inconfundibles que evidencian aún más su apego a la tierra de la que brota.

Un recorrido por la bodega para conocer los procesos de elaboración; una ruta íntima por los pasillos y los míticos depósitos convertidos ahora en cava y cuna de nuestros vinos, que atesoran centenares de barricas que esperan su encuentro con los clientes, ha constituido el inicio de la segunda etapa de la jornada. Y todo esto para llegar a nuestro Santuario, ese lugar mágico que alberga una nutrida representación de nuestro mejor vino de cada añada, donde hemos respirado ese aire íntimo y único que nos ha hecho vivir una jornada inolvidable para todos. Por supuesto, Francisco Martínez le ha robado al tiempo un par de botellas de ‘Alma’ del 2004 y 2005 que hemos compartido como un ritual durante la comida.

De las profundidades de nuestra bodega nos hemos ido directos a la sala de catas en la que nuestros visitantes han tenido la ocasión, junto a Vicente Micó, de ver, oler, saborear, conocer y desentrañar todos los secretos de cinco de nuestros mejores embajadores: ‘Luzón Colección Crianza’, ‘Luzón Colección Garnacha Tintorera’, ‘Luzón Colección Monastrell’, ‘Luzón Colección Rosado’ y ‘Luzón Colección Blanco’, y por supuesto los dos grandes estandartes de la casa como son ‘Portú’ y ‘Alma’.