Bodegas Luzón acaba de hacerse con el certificado Wineries for Climate Protection (WfCP) que la define como una empresa medioambientalmente sostenible gracias a la puesta en marcha de una ambiciosa política de mejora continua y sostenibilidad.
La certificación WfCP obtenida por Bodegas Luzón está orientada a la consecución de cuatro pilares: la reducción de emisiones de gases efecto invernadero, la gestión del agua, la reducción de residuos, así como la eficiencia energética y el uso de energías renovables.
La obtención de este certificado, desarrollado por la Federación Española del Vino (FEV), y en poder de muy pocas compañías españolas, pone de relieve el compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático de Bodegas Luzón, iniciado años atrás con la elaboración de vinos ecológicos y la certificación ISO 14001 en Gestión Medioambiental.
La bodega, al conseguir el WfCP, demuestra su responsabilidad social gracias a su fuerte compromiso con la tierra y su sensibilidad hacia el cambio climático. La organización cumple, además, con los criterios de sostenibilidad medioambiental exigidos por los principales distribuidores internacionales como son Walmart o Sainsburys.