En un año 2019 en el que el invierno ha aparecido lo justo, pensamos ya en una primavera llena de colores y sobre todo de sabores en Bodegas Luzón. Llegan las nuevas añadas, y en este tiempo en el que el sol nos acompaña en tardes que no tardarán en hacerse interminables, disfrutamos de todos los matices que deja en boca una copa de buen vino.

Nos atrevemos a recomendar el vino que consideramos perfecto para el inicio de la primavera, un Luzón Colección, en concreto Luzón Colección Monastrell, uno de los estandartes de nuestra uva de cabecera con aroma de frutos rojos como cerezas, fresas o ciruelas, con un final especiado. En paladar, Luzón Colección Monastrell es un tinto jugoso y fresco, con un cuerpo envolvente y una sensación muy agradable con final largo y vibrante.

Su color púrpura intenso te recordará al del racimo de la monastrell una viña especial y única que nos hace diferentes. De suelos pobres, escasas lluvias y temperaturas extremas nacen vides sanas que permiten a Bodegas Luzón practicar una viticultura sostenible con un cultivo respetuoso que garantiza el cuidado del medio ambiente.

El objetivo de Bodegas Luzón es la mejora continua y la excelencia, y además, queremos mostrarlo a todas las personas que nos quieran visitar. Así que, aprovechando esa llegada del buen tiempo, igual que aconsejamos un vino específico por sus características también recomendamos encarecidamente una visita a nuestras instalaciones en Jumilla, donde mostramos a mayores y pequeños los procesos de elaboración del vino y rincones especiales que solo podrás encontrar aquí, como nuestro Santuario, un espacio mágico donde se guardan las últimas botellas de cada añada.