El pasado 14 de octubre presentamos a varios hosteleros de la región de Murcia nuestro nuevo Alma de Luzón, un vino que hemos renovado tanto por dentro como por fuera para ofrecer lo mejor de sus cualidades en todos los niveles. Un vino creado para unir las emociones con los sentidos y que, desde su estreno en público el pasado 24 de septiembre, no deja indiferente a nadie que lo prueba.

La creación de este nuevo vino radica en la poética búsqueda del Alma, un tema sugerente al que cientos de pensadores, historiadores, filósofos y científicos han dedicado su vida desde los tiempos más remotos para dar respuesta a esta pregunta.

Se ha demostrado finalmente que el Alma, entendida como esa capacidad para recordar momentos importantes y, sobretodo, emocionarse ante las distintas situaciones, reside en el cerebro a través de sus conexiones neuronales, las cuales se han querido representar en una nueva etiqueta como una explosión de sabores y emociones.

Con esa premisa, quisimos celebrar una jornada única y ofrecer una visita muy especial a aquellos que ya son casi como parte de la familia de nuestra bodega, y que hacen de embajadores de nuestra marca y nuestros vinos a través de su ardua labor al frente de los principales restaurantes y bares de nuestra región.

Comenzamos la mañana desayunando y con el discurso de bienvenida de Francisco Martínez, Director General de la bodega, y de Juan Antonio López, Director Comercial, que introdujo lo que sería una jornada entusiasmante con muchas sorpresas que pronto llegarían.

Tras su discurso, tomó el relevo Vicente Micó, nuestro enólogo y creador del Coupage único de Monastrell y Syrah que forma Alma de Luzón, que ofreció una completa visita por nuestros viñedos y nuestras instalaciones antes de pasar a probar, por fin, nuestro nuevo Alma donde además de disfrutar del perfecto maridaje del jamón ibérico y diferentes platos, los asistentes pudieron catar, en absoluta primicia, el que será la nueva sorpresa de nuestra bodega y que todavía no os podemos revelar.