Si hay una uva de la que nos sentimos muy orgullosos en Bodegas Luzón es de la Monastrell, variedad autóctona del Levante por excelencia. Se localiza en un territorio privilegiado, entre el mar Mediterráneo y la Meseta, adquiriendo lo mejor de cada zona.

Para encontrar los orígenes de la Monastrell, nos remontamos al siglo XV y, según se cree, a la localidad valenciana de Sagunto. Tiempo después, llegó al sur de Francia, conocida bajo el nombre de Mouvedre, y a Australia, llamada Mataró.

Lo cierto es que, aunque sus inicios no fueron fáciles, ya que era considerada una uva para vender a granel, a día de hoy se trata de la segunda variedad tinta más importante de nuestro país, tras la Tempranillo.

En la actualidad, podemos encontrar con frecuencia la uva Monastrell en Alicante, Valencia, Almansa, Bullas, Yecla y, cómo no, Jumilla, la Denominación de Origen Protegida a la que pertenecemos. De nuestra D.O.P. destacamos, además, que es la zona con más hectáreas de Monastrell del mundo. ¡Un dato muy relevante!

Trabajar esta uva es sinónimo de éxito, ya que los resultados son muy positivos por sus características. Una de las razones es su adaptación al terreno donde nace, en el que abunda el sol y escasea la lluvia. Se trata de una variedad que brota y madura, de forma tardía, en zonas cálidas como es Jumilla.

Los viñedos en los que cultivamos la Monastrell marcan su carácter, reflejado meses después en nuestros vinos. La altitud y el suelo, junto con el clima jumillano, dan un fruto muy dulce y de color negro o azul grisáceo generalmente.

El resultado de los vinos elaborados con Monastrell es un producto con sabores potentes, en los que predominan las notas afrutadas, y colores intensos, como su característico rojo púrpura.

Sin duda, hablamos de la uva que mejor caracteriza a Bodegas Luzón y, por supuesto, a la Denominación de Origen Protegida Jumilla. Una variedad única que crece en unas condiciones especiales. Y podemos evidenciarlo gracias a nuestros vinos, aquellos que elaboramos con tanta dedicación a partir de esta uva autóctona.

Ni más ni menos, tratar esta variedad ha dado grandes satisfacciones a nuestra bodega, tanto que podemos asegurar que tenemos la mejor Monastrell de Jumilla. En el XXV Certamen de Calidad de Vinos de Jumilla se acreditó a nuestro Luzón Colección Monastrell como mejor Monastrell de Jumilla para un vino joven sin madera.

La recolecta de esta uva es uno de los hitos más importantes de la vendimia en Bodegas Luzón. En breve nos pondremos manos a la obra con la Monastrell, ¡a la espera de resultados increíbles! Y trabajando para que las próximas añadas sean tan positivas como las de los últimos años.

¿Queréis conocer más peculiaridades de esta uva? Os invitamos a visitarnos durante las Jornadas de Vendimia Abierta para ser partícipes de su historia y tradición en nuestra bodega. ¡No os lo podéis perder!